¿Cómo ser Monitor de Pilates?

¿Cómo ser Monitor de Pilates?

¿Quieres saber cómo trabaja un Monitor de Pilates? El entrenador personal de Pilates tiene una gran demanda en el ámbito deportivo profesional. Aquí puedes ver cuáles son los beneficios de Pilates y cómo convertirte en uno de ellos

El Pilates se está convirtiendo en un deporte y una práctica cada vez más populares, tanto por sus beneficios físicos como por su efecto sobre la mente humana.

¿Pilates mejora la salud de quienes lo practican? Naturalmente. Pilates es un ejercicio práctico y consciente, una actividad en la que el equilibrio entre el cuerpo y la mente es fundamental para su correcto desarrollo y control. Tiene beneficios físicos, en la postura, en los músculos profundos de la columna, ganamos fuerza, flexibilidad y resistencia.

Obtienes conciencia física que te permite colocarte bien y prevenir lesiones. También tiene una serie de beneficios psicológicos: al hacer Pilates, debes estar completamente consciente de la actividad, que es uno de los mejores aspectos de la prevención del estrés.

En la sociedad actual hay algo paradójico. Cada vez tenemos más estimulación y un ritmo de vida más alto, pero nos volvemos cada vez más letárgicos.

Por tanto, los ejercicios de Pilates son una de las formas más efectivas de prevenir enfermedades relacionadas con las actividades que realizamos. Es por esto que las clases relacionadas con la salud, como un Monitor de Pilates, pueden ser una gran oportunidad para ganar acción basada en la conciencia que existe para mantener una vida activa y saludable.

¿Por qué Monitor de Pilates?

Poco a poco, la idea es que el mejor ejercicio es el que mejora la salud. Pilates es una forma de ejercicio de intensidad baja a moderada que puede ayudar a cualquier persona a mejorar el movimiento, la flexibilidad y desarrollar los músculos, especialmente los conocidos como core.


Es por eso que la demanda de instructores de Pilates aumenta día a día. Porque cada vez más nos damos cuenta de que hacer ejercicio y mantenerse en forma es más que correr (a veces hasta explotar), golpear en clases de alto impacto o levantar pesas (muchas veces sin un objetivo claro).

Nadie dice que el ejercicio aeróbico o el entrenamiento con pesas sea malo, todo lo contrario. El problema es que con el entrenamiento en estos deportes, a menudo se pasan por alto otros aspectos importantes del fitness, los que mencionamos anteriormente: movimiento, flexibilidad, fuerza y ​​músculos centrales.

Aquí es donde entra en juego el Pilates, por un lado, como complemento a la práctica de diferentes formas de ejercicio o deporte, por otro, como pilar para quienes quieren un deporte saludable que les ayude. Disfrute de una mejor salud y calidad de vida.

¿Qué estudiar para ser Monitor de Pilates?

Monitor de Pilates: Método Pilates

Para ser profesor de Pilates no hay requisitos previos. Aunque es importante aprender anatomía humana, fisiología de los ejercicios, …

Los instructores de Pilates trabajan para mejorar la salud y la felicidad de los clientes. Por lo tanto, es importante que la formación sea de alta calidad.

Además del contenido del curso Pilates, debemos prestar especial atención al tiempo de capacitación porque se necesitarán al menos 200 horas para poder trabajar como guía de Pilates con garantía. No es necesario proporcionar un título de una entidad específica, pero si poder acreditar que has superado 200 horas. Así como realizar prácticas.

Es decir, cuando te capacites para ser Monitor de Pilates deberás buscar cursos con al menos 200 horas y con prácticas reales, de ese modo será más fácil que te contraten.

¿Qué hacen los Monitores de Pilates?

Una vez que tenga todo este conocimiento, el trabajo como instructor de Pilates es una satisfacción constante, porque ve cómo sus clientes están mejorando su calidad de vida. Pusieron su salud en sus manos, sus objetivos personales y usted debe ser usted, con su entrenamiento, guíelos a la implementación de ellos.

El trabajo diario de un instructor de Pilates es enseñar a grupos e individuos y comunicarse directamente con las personas.

El profesor debe conducir las lecciones de forma divertida, enseñar técnicas y ejercicios adecuados para cada persona o grupo, dar instrucciones precisas y claras, marcar el ritmo, respirar …

El Monitor de Pilates también se encarga de la ejecución correcta de los ejercicios para que no causen daño y conseguir los resultados deseados.

También es importante motivar a los estudiantes y poder inspirar un mejor bienestar físico fuera del aula.

Salidas Profesionales

Los instructores de Pilates pueden trabajar en centros deportivos, centros Pilates, gimnasios o centros de terapia física, entre otros.

Los instructores de Pilates pueden practicar su oficio en gimnasios, spas o spas públicos o privados, donde la gente va a relajarse y romper con la rutina, e incluso en centros para personas mayores.

También existe la posibilidad de trabajar de forma independiente, visitando los domicilios de los clientes o teniéndolos en sus domicilios. Para quienes tienen el espacio y el conocimiento para promocionar sus servicios, esta es una opción ideal.

Según un estudio de Deloitte por Europe Active, hay unos 4.300 gimnasios en España (incluidos 1.300 gimnasios públicos) que emplean a 59.000 personas.

Características de un buen Monitor de Pilates

Además de tener las calificaciones y los conocimientos necesarios, existen algunas características que distinguen a un buen maestro de alguien que puede no ser tan acogedor entre sus alumnos:

Trato personal

Buenas dotes de comunicación.

Motivación e ilusión por la metodología.

Tener buen estado físico.

Sea una persona activa y divertida.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Noticias relacionadas

Te puede interesar ... x

A %d blogueros les gusta esto: