¿Cómo ser Analista de Laboratorio?

¿Cómo ser Analista de Laboratorio?

¿Sabes qué es un Analista de Laboratorio y qué funciones realiza en el laboratorio? En este artículo te contaremos todos los detalles sobre esta interesante profesión. ¿Vamos?

¿Qué es un Analista de Laboratorio?

De forma muy sencilla podemos decir que un Analista de Laboratorio es un profesional debidamente cualificado que desarrolla su labor en el laboratorio clínico, recolectando, preparando y analizando muestras biológicas humanas para ayudar en el diagnóstico, investigación, prevención, seguimiento, tratamiento e investigación.

Evidentemente, esta definición general puede tener un matiz en función de la posición concreta que ocupe el analizador, así como del tipo de laboratorio que se esté considerando, como veremos más adelante.

¿Qué hace el Analista de Laboratorio?

Como se indicó en el apartado anterior, las funciones de un analista clínico dependerán del puesto que ocupe, de su experiencia y por tanto del tipo de laboratorio en el que trabaje.

En general, los analistas se ocupan de las siguientes tareas:

Tomar muestras biológicas, es decir, muestras para las que se desarrollará el procedimiento analítico clínico en cada caso.

Asegurar la correcta conservación de las muestras biológicas en todas las etapas del análisis, asegurando así la trazabilidad según el procedimiento establecido.

Aplicar técnicas de procesamiento pre analítico para preparar muestras biológicas para su análisis.

Aplicar técnicas analíticas relevantes, según corresponda. Por lo tanto, puede incluir procedimientos como los siguientes:

  • Aplicar técnicas de análisis de sangre a las muestras recibidas.
  • Realizar análisis microbiológicos en muestras y cultivos.
  • Aplicación de técnicas inmunológicas a muestras biológicas.
  • Análisis de parámetros bioquímicos (colesterol, triglicéridos, glucosa, ácido úrico, bilirrubina, transaminasas, …).
  • Aplicar técnicas de análisis genético a muestras biológicas y cultivos celulares. Verifique que se apliquen los protocolos aplicables durante la preparación del análisis.

Evaluar la confiabilidad de los resultados obtenidos en el procedimiento analítico.

Anuncio de los resultados de los análisis según el protocolo aplicable.

Verificar el buen funcionamiento del analizador, así como la aplicación de los trabajos de mantenimiento necesarios. Gestión de inventarios de equipos y suministros de laboratorio médico.

Identificar y evaluar los riesgos potenciales en las operaciones del laboratorio, aplicando las medidas preventivas y curativas necesarias.

¿Quién es un Analista especializado?

El Analista de Laboratorio, puede haber analistas que se especialicen en un área de especialización muy específica y desarrollen allí todo su trabajo. Por ejemplo, podemos citar, entre las siguientes áreas especializadas:

La hematología. Que incluye análisis de sangre, está relacionada con la histología. Sin duda, es uno de los tipos de pruebas más habituales que se utilizan para diagnosticar todo tipo de enfermedades. También podemos incluir especialistas en coagulación que manejan procedimientos analíticos para detectar factores de riesgo y trastornos relacionados con la coagulación.

Bioquímica. En esta especialidad cubrimos análisis relacionados con parámetros como colesterol, triglicéridos, glucosa, ácido úrico, bilirrubina, transaminasas, etc.

Microbiología. En este campo, los especialistas se enfocan en el análisis de parasitología, bacteriología, alergología, inmunología (pruebas de hepatitis, VIH, herpes, etc.), toxicología y más. Sin embargo, la parasitología puede considerarse una disciplina por derecho propio.

Genética. Esta apasionante experiencia cubre todo tipo de tareas analíticas que incluyen ADN, ARN, control de expresión genética, hibridación de ADN, mutagénesis y polimorfismo, extracción de muestras de tejido o células para análisis, genética, terapia génica, cáncer, etc.

Citología. En esta especialidad se incluyen todas las tareas analíticas relacionadas con la recogida y procesamiento de diversos tipos de muestras ginecológicas y muestras similares.

En cualquier caso, pueden existir otras especialidades en análisis clínico, aunque las especialidades que mencionamos son las más conocidas y buscadas en el campo de los laboratorios clínicos.

¿Dónde puedo trabajar como analista clínico?

El trabajo de los analistas clínicos se puede realizar en una variedad de entornos. Si no queremos estar completos, al menos podemos citar:

Los laboratorios de diagnóstico están ubicados en clínicas y hospitales públicos o privados.

Laboratorios de investigación de la industria farmacéutica.

Los laboratorios pertenecen a universidades y otros centros de formación.

Laboratorios especializados en reproducción asistida.

Laboratorio de toxicología.

Laboratorios especializados en ensayos clínicos.

Laboratorio forense.

Además del entorno de laboratorio, los analistas clínicos también pueden asumir funciones relacionadas con la gestión, el liderazgo de equipos, las ventas (representantes farmacéuticos) y más.


Asegúrese de que el programa de estudios incluya contenido que realmente le interese y, lo que es más importante, que esté actualizado y cumpla con los requisitos de los laboratorios clínicos.

Si tu formación no se ajusta a las necesidades actuales del mundo laboral, no te resultará fácil iniciar tu carrera.

¿Qué necesito estudiar para convertirme en Analista de Laboratorio?

Si quieres trabajar como analista clínico, es fundamental que te formes adecuadamente y, si es posible, te especialices en un campo en concreto o al menos amplíes tu formación periódicamente.

En el primer nivel de formación podemos citar el ciclo de Formación Profesional de Técnico Superior en Laboratorio Clínico y Biomédico, que tiene una duración total de 2000 horas. Para acceder a este grado, solo se requiere un título de bachillerato, ingeniería de Bachillerato, Técnico de FP o equivalente.

Si quieres profundizar en el análisis clínico o incluso especializarte en campos específicos (como la genética o la microbiología), es muy aconsejable hacer un máster en análisis clínico u otros campos, o algún posgrado de características similares. En cualquier caso, es importante prestar atención a algunos aspectos básicos a la hora de elegir un procedimiento de formación:

¿Cómo ser Analista de Laboratorio?:  Técnico Superior en Laboratorio Clínico y Biomédico

Asegúrese de que el programa de estudios incluya contenido que realmente le interese y, lo más importante, esté actualizado y cumpla con los requisitos de los laboratorios clínicos. Si tu máster no se ajusta a las necesidades actuales del mundo laboral, no te resultará fácil iniciar tu carrera. Será interesante si el centro te ofrece la posibilidad de prácticas en laboratorios u otras empresas de este campo. De esta manera, al menos obtendrás tu primera experiencia laboral

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)

Noticias relacionadas

Te puede interesar ... x

A %d blogueros les gusta esto: